Nueva piel para el blog

8 Comentarios

Reciclado

Bueno, os lo juro, ya no vuelvo a cambiar más la hoja de estilo de Ricplan hasta la siguiente.

Pienso que esta me va a durar por lo menos… hmmmm no sé, ¿3 semanas? 😉

La que había antes era por supuesto provisional ya que es la que se instala por defecto con Dotclear y que además no estaba traducida al castellano.
Como tampoco tuve tiempo hasta ahora para hacer algo decente y que Juan G. no quiere soltar la suya, empecé a mirar por allí y encontré esta basada (más bien fusilada) del antiguo CSS Beauty.

Puse otros colores, quite 2 o 3 cosas, la ensanché et voilà.

Ni ves algo que no va bien por favor dímelo. Si es para decir que no te gusta, mejor no digas nada, a mi tampoco me convence.

Actualización: Este me gusta, lo he sacado de aquí y le voy a meter mano.

8 comments

  1. HED

    No iba a decir nada pero bueno, un poco de crítica no viene mal ¿no?
    -Me parece que todo está un poco cuadrado. No está mal pero da impresión de estar hecho con escuadra y cartabón 😉
    -Las letras son enanas. Vamos que estoy escribiendo el comentario y casi no veo lo que escribo (y no tengo problemas de visión ¿eh?)

    Y creo que ya. Supongo que te faltará añadir enlaces y demás pero lo demás me gusta. Me gusta el naranja con el azul, queda bien. A ver si sacas tiempo y lo rematas 😉

    Un saludo!

  2. RicPlan

    HED, esta claro que las letras son enanas… Mañana lo cambio.
    Tienes razón, me falta toda la parte de los enlaces… no me había dado cuenta. Faltan tantas cosas… igual vuelvo al viejo y tan conocido look, que al final no estaba tan mal.

  3. Atuina

    Puestos a cambiar las letras, veo que los cambios han sido mayores.. e imagino que te habrás cansado y por eso lo has dejado así.. o eso.. o le has cambiado el nombre al blog.. :p
    Al final, aprenderé francés, y no me vendrá mal!! 😉

  4. Richard

    Me he bajado la plantilla “tal cual” venia con el instalador. Ahora toca volver a traducir por enesima vez los textos.
    Dan ganas de pasarse a WordPress la verdad.

Deja un comentario