Terri Schiavo y la hipocresía americana

4 Comentarios

Reciclado

BarbaridadSi hay una noticia que me indigna (y mucho) actualmente es la de Terri Schiavo y su muerte anunciada.

Cada vez que oigo hablar o leo algo sobre esta pobre mujer me pongo enfermo. ¿Como es posible, hoy en día, que este pasando algo así? Y no me refiero a la eutanasia o al derecho a morir, que es un tema muy de actualidad en el cual no quiero entrar, no, me refiero al como se está muriendo esta pobre chica, o mejor dicho, al como la están matando.
Me parece vergonzoso y alucinante la crueldad ejercida contra Terri Schiavo.
Si hace unos días nos indignamos todos sobre esta pareja de alemanes que dejaron morir a su hijita de hambre, ¿porque aquí no se comenta nada? (y no hablo de los miles de niños que mueren al día de hambre).
Con la cantidad infinita de maneras que existen hoy en día de matar dejar de vivir, sin dolor, sin sufrimientos y rápidamente a una persona.

Puede entender muchas cosas: que los pobres padres de la chica estén haciendo lo máximo para salvar a su hija, al marido que no quiere ver a su esposa en este estado. Lo que no puedo concebir en mi mente, es la actitud de los médicos y de la justicia americana.
Que dejen la custodia de Terri a sus padres, y ya esta. O que le peguen un tiro en la cabeza, con todas las armas que tienen, será fácil encontrar a alguien. Que le inyecten algo en las venas, con la facilidad que tienen allí de matar a presos. Que la electrocuten… en fin, que hagan algo HU-MA-NO, y no esta bestialidad de dejarla morir por inanición.

Pues no señores, este país tan evolucionado como Estados Unidos prefiere dejarla morir, así, tal cual, sin darle tan ni siquiera un puñetero vaso de agua (lo cual me sorprende porque creía que solo se podía sobrevivir 3 días sin agua).

En resumidas cuentas, doy gracias a Dios por haber nacido en Europa y no en la hipócrita América.

4 comments

  1. Wazzu

    Pues eso, que no es lo mismo matar que dejar morir.
    Y si no pueden matarla, la única opción que queda es la de no prolongar su vida, es decir, dejar que la naturaleza acabe lo que empezó hace 15 años.
    Ojalá se puiese decidir la forma en que cada uno quiere acabar con su vida cuando queda en estado terminal. Ojalá la ética y la moral de terceras personas quedase al margen de la vida (o la no-vida) de una persona. Es decir, si mi vida no te ha incumbido en todos mis años, o si no me has conocido hasta ahora, ¿a qué vienen tus juicios de moral sobre mi determinación? Sigue con tu vida, deja vivir, o morir, o lo que cada humano quiera, siempre y cuando sea una decisión personal.

    Y en otro momento, relacionado con el caso, hablamos de la intromisión de poderes en el órgano político de los EEUU

  2. Joao

    Richi, te has metido en un tema complicado. Complicado sobre todo por lo politizado que está. Jeb Bush y su hermano están metidos hasta el occipucio. Y encima la justicia americana les ha dado unos cuantos sopapos.

    Es todo muy truculento. El marido en contra de los padres. La justicia en contra de los políticos. La pobre chica a la que ya han desentubado cinco veces y que ésta última ya lleva 13 días y que puede sobrevivir aún dos semanas.

    15 años son muchos años. ¿Pero se la puede dar cianuro sin su consentimiento? No es lo mismo que Ramón Sampedro. No es eutanasia. Es asesinato por muy poco que nos guste reconocerlo. No es nada fácil tomar una decisión así. Yo no se que querría si me quedo en coma. ¿Dejo que me maten? ¿Prefiero que me dejen intubado hasta el máximo a ver si la medicina avanza y me cura? No se. Como digo, me parece todo truculento.

Deja un comentario