Tuning y pérdidas de datos

Comentar

Reciclado

Ayer mi proveedor (f2o) tuvo un problema serio con la Base de Datos y por lo visto se ha perdido mi último post sobre Luis, que ayer era su cumpleaños (31).

Para cambiar un poco de tema, hoy he cambiado las dos ruedas delanteras de mi coche, que ya tocaba. Y me vais a preguntar porque escribo sobre, ya que carece del más mínimo interés. Efectivamente, no aporta nada salvo una reflexión que me hice cuando estaba esperando en la tienda que al mecánico le de por trabajar en mi santo vehículo.
Paseando por el almacén, me di cuenta de la importancia que está cogiendo todo el tema del tuning, o, de como pasar por un macara gastándose un montón de pasta.
Hay multitud de cosas que se pueden cambiar, mejorar, transformar en un coche, existen muchos colores, muchos materiales, muchas texturas, resumiendo, un sinfín de opciones para, y ya lo he dicho, gastarse un pastón para hacer que tu bugga sea único.
Y… (a eso quería llegar) caí en la cuenta de los neumáticos, SIEMPRE son negros, nunca de colores. ¿Porque? ¿Acaso es por Ley? En las pelis de los años 50, las ruedas tenían casi siempre el borde blanco, igual que mi bicicleta tenia los bordes color salmón.

Así que si te quieres hacer millonario:

  • compra una plantación de heveas (arboles donde la seva se llama latex, me sigues no?),
  • contrata a 2 ingenieros de la Michelin,
  • compra 5 toneladas de colorante Sultán 1 (color rojo muy barato últimamente),
  • y vende ruedas rojas, NO VEAS COMO MOLA.

Si me dices otro color con su correspondiente colorante te regalo una cuenta Gmail, y tampoco hace falta que me des el colorante, solo el color. 😉

Deja un comentario