Jugar con los vídeos del teléfono

2 Comentarios

Reciclado

Los varios comentarios del anterior artículo me han hecho trabajar más de lo habitual. Ahora quiero compartir con vosotros los resultados de mis pesquisas.

Resulta que desde hace un par de meses tengo un teléfono de penúltima generación, capaz de hacer maravillas.
Una de esas virgerias que me permite realizar mi flamante terminal, es la de grabar vídeo.
Hasta ahora no utilizaba mucho esta fantástica capacidad del móvil porque al final solo yo podía ver las secuencias que hacía. Bueno, me vaís a decir que siempre tengo la posibilidad de enviarlas a otro teléfono vía MMS, pero esta solución es lenta, cara y tienes que saber con certeza que el receptor tuviese la opción de verlo, ya que ver visualizar vídeos en un teléfono móvil es algo bastante reciente.

Tecnología 3gp

Pero dándole no demasiadas vueltas uno puede pensar que en vez de mandarlas, puede pasar sus obras maestras vía mail, o incluso colgarlas directamente en internet… y es en este preciso momento cuando surgen los primeros problemas. En efecto, los móviles graban los archivos de vídeo en formato 3gp. Dicho formato es ideal para los dispositivos de tercera generación porque tiene un ratio de compresión francamente bueno. Por otra parte, buscando por la red uno se puede enterar que este formato es una versión de MPG4 establecida como estándar para los dispositivos móviles y los móviles de tercera generación.
Hasta aquí, genial. Pero mis amigos y familiares no pueden ver los archivos 3gp, salvo los que tienen la última versión de QuickTime que si los admite y los lee.

La solución

La solución más elegante la encontré bajándome ImTOO 3GP Video Converter, un pequeño programa bastante barato[1], bien hecho y sobre todo muy potente.
Este software no solo te transforma tus 3gp en cualquier otro formato de vídeo, lo que ya de por si es maravilloso, sino que también trabaja a la inversa y te da la opción de pasar cualquier formato a 3gp, con lo cual podrás pasar cualquier vídeo almacenado en tu PC a tu móvil. ¿No es maravilloso?
Además, y es muy importante, el programa cuenta con una batería de opciones (bitrate, sonido, DivX) que hacen de el una de las mejores herramientas para esta tarea.
Pero veámoslo a través de un sencillo ejemplo.

Un ejemplo, cutre y sencillo

Esta tarde he realizado un pequeño corto de unos 10 segundos con el teléfono.
Dicho vídeo ocupa unos 83 k de mi tarjeta de memoria. Illico presto lo mando vía bluetooth a mi PC. En menos de 20 segundos ya he transformado mi obra maestra en un archivo DivX legible por la mayoría de mis conocidos. Pero mejor pensado, no lo voy a mandar por email a todos mis contactos susceptibles de estar interesados por mi recién talante de cinematógrafo sino que lo cuelgo y mi recién estrenada cuenta de YouTube.
Y aquí está, campeón, campeón del mundo:

Et voilà.

Lo sé, la calidad es penosa pero hay que saber que los móviles, en regla general graban a 176 X 144 y YouTube devuelve los vídeos a 425 X 350, con la consiguiente perdida de calidad.

Notas

[1] Unos 30 Euros

2 comments

  1. Gromka

    Mejor no se podía explicar 😉

    Entiendo que es cuestión de meses que el .3gp se pueda reproducir con el cacharro de Windows, no? Si se trata de un estándar ya debería de ser posible, así que quizá haya algo más de fondo… En linux creo que hay varios conversores de/a .3gp

    Superados los temas técnicos, tendríamos el problema de la calidad. ¿Es el destino de los videos de móvil quedarse entre los móviles? ¿Graban/grabarán a más calidad? ¿Qué le echas a las plantas para que crezcan tan lozanas?

  2. Richard

    Gracias Iván.
    Si, por lo visto 3gp ya es un estándar y esto está bien (los estándares siempre son bueno 😉 ).

    En cuestión a la calidad, queda mucho camino por recorrer, solo hay que ver el pequeño vídeo que hice. Pero también hay que subrayar que solo ocupa 83k en la memoria del teléfono.

    Y en cuanto a las plantas, les canto un poco cada mañana. Funciona.

Deja un comentario